El Papel sellado de las colonias españolas usado en Cuba durante el siglo XVII y XVIII

670 Vistas
Felipe IV de España -Pintura de Diego Velázquez
Felipe IV de España -Pintura de Diego Velázquez

La implantación del impuesto del papel sellado durante el reinado de Felipe IV, tuvo como objetivo fundamental la recaudación de un nuevo impuesto con el que aumentar las debilitadas arcas reales. Sirviendo también como una excelente herramienta documental que trasciende hasta nuestros días.

Mediante una Pragmática Sanción, emitida por el rey Felipe IV y publicada el 15 de diciembre de 1636,  se reguló el carácter y la percepción del nuevo tributo, para su uso en España; los reinados anteriores habían causado un déficit en los activos de la Real Hacienda que obligaban a tomar medida urgente para generar una nueva fuente de ingresos. Esta primera Pragmática es completada por una Real Cédula del 30 de enero de 1637:

“Y considerando aver llegado a estado mi Real Hazienda, con los gastos que me han ocasionado, y ocasionan tan continuas guerras en todas panes para la defensa de la Religion, y mis vasallos, que no puedo dexar de valerme de todos mis derechos y regalias, y que es privativamente mia hazer estanco general de todo el papel sellado que ha de servir para el gasto de todos los dichos instrumentos, y recaudos que se hizieren, y otorgaren en todos mis Reynos, de manera que nadie to pueda sellar, ni imprimir, ni vender por mayor, ni por menor, y que por este medio se socorre igualmente al fin de la legalidad que se desea, y al alivio de mi Real Hacienda, y de mis vasallos que le tendran de nuevas contribuciones” [1]

[1] AHN-Real Cédula de 15 de diciembre de 1636.

Esta medida, de gran relevancia para la historia financiera y burocrática del reino, fue muy mal acogida por la Iglesia Católica, cuyos tribunales se negaron a implementarlo inicialmente.

Otro tanto sucedió con el pueblo llano ya que se registraron disturbios en algunas ciudades y aparecieron panfletos que identificaban al Rey con el Grande Tributador y atacaban la política del Válido usando este argumento, lo que aconsejó tener mano laxa y permitir ciertas licencias hasta conseguir su definitiva aceptación popular.

El 28 de diciembre de 1638 dos años más tarde mediante otra Pragmática se oficializa el uso de papel sellado para los territorios de Ultramar.

Felipe IV dictaba:

“Ordeno y mando que de aquí adelante en todas y cualesquier partes de las Indias occidentales, islas y tierra firme del mar Oceano descubiertas, y que se descubrieren, no se puede hacer ni escribir ninguna escritura ni instrumento público, ni otros despachos que por menor aquí irán declarados, sino fueren en papel sellado con uno de cuatro sellos que para ello he mandado hacer en la forma, diversidad y calidad que se dirán.”[2]

Sello Primero de 24 reales para el bienio de 1640-1641
Sello Primero de 24 reales para el bienio de 1640-1641

El 1ro de enero de 1640 se ponía en circulación para las colonias el papel sellado con sellos del primero al cuarto y la representación alegórica de un buque navegando entre las columnas de Hércules. Los sellos estampados tenían diferentes dimensiones en función del valor y la importancia y el diseño del barco varía también en función del sello.

[2] Pragmática del 28 de diciembre de 1638

Para las colonias se crearon 4 tipos de papel sellado y sus principales funciones eran:

Sello Primero: 24 reales. Para despacho de gracia y mercedes, utilizado por virreyes, presidentes, audiencias, tribunales de cuentas, gobernadores, capitanes generales y otros ministros de justicia, guerra y hacienda. Si el documento tenía más de un pliego se debían de escribir sobre sello tercero.

Sello Segundo: 6 reales. Para la primera hoja de escrituras, testamentos y contratos, también al tener mas de un pliego se usaba sobre sellos tercero.

Sello Tercero: 1 real. Para todas las cuestiones judiciales presentadas ante virreyes, cancillerías, audiencias y tribunales de las Indias. En caso de más de una hoja solo la primera llevaría el sello, las demás iban sobre papel común.

Sello Cuarto: 1 cuartillo. Para todos los despachos de oficio, administración de justicia, memoriales, así como como los documentos que tuvieran que realizar los pobres de solemnidad y los indios.

El transporte a las colonias se realizaba en barriles sellados impermeabilizados y se distribuía en las Audiencias principales de Nuevo Mundo.

La Elaboración de Papel sellado.

El papel sellado se imprimía en la Fabrica del Sello bajo supervisión real. En sus inicios se proveían de papel con filigrana de molinos papeleros de reconocida seriedad, pero ¿Cómo se confeccionaba el papel?

Durante siglos el proceso apenas había experimentado cambios significativos en su fabricación. El papel, de gran calidad, es fabricado en esta época con fibras de algodón y restos de trapos. La materia prima se maceraba manualmente en un mortero de gran tamaño hasta lograr una pulpa de celulosa. Esta pulpa se vierte sobre un marco de madera en la que previamente se ha colocado el diseño metálico del fabricante, que al depositarse menos pulpa sobre ella da lugar a la formación de lo que conocemos como la filigrana del papel, marca de seguridad que dificultaría la falsificación del efecto timbrado. Es cubierto posteriormente con una tela metálica o de saco, formándose una lámina blanquecina de celulosa que debe ser despojada del exceso de agua mediante repetidos movimientos de sacudida. Posteriormente, esta lámina de pulpa se transfiere a una superficie de fieltro, donde se adhiere el papel resultante. Después de ser prensado para eliminar la humedad, el papel se cuelga para que se seque. Hasta el siglo XVIII, los métodos empleados para la producción de papel eran principalmente artesanales, manteniendo un carácter manual y meticuloso en su elaboración.

Caja de martillos para triturar los pedazos de trapos en hilos
Caja de martillos para triturar los pedazos de trapos en hilos

La impresión del papel sellado en pliegos se realizó de dos maneras:

Pliego abierto: con la impresión simultánea de dos sellos en las páginas 1ª y 4ª del pliego y sin sello en las páginas 2ª y 3ª. Sellos tercero y cuarto.

Pliego cerrado: imprimiendo los dos sellos del pliego uno a uno, en las páginas 1ª y 3ª y sin sello en las páginas 2ª y 4ª. Sellos primero y segundo.

Sello 3ro impreso a Pliego abierto, Colección del autor.
Sello 3ro impreso a Pliego abierto, Colección del autor.

Las primeras emisiones de papel sellado y Cuba

Aunque es posible encontrar las primeras emisiones del papel sellado de colonias españolas usado en diferentes virreinatos de la América española no es posible encontrarlo en Cuba. El primer papel sellado localizado rubricado en Cuba data de 1647 y durante todo el siglo XVII es extremadamente raro localizar papel usado en Cuba.

Sello 3ro, un real para el bienio 1647-48 . Colección del autor
Sello 3ro, un real para el bienio 1647-48 . Colección del autor

¿Cuál es el motivo?

El motivo fundamental es la escasa documentación que ha trascendido de esa época, generalmente conservada en el Archivo Nacional de Cuba, en La Habana. La documentación y los protocolos notariales conservados en esta magna institución comienzan a ser sistemáticamente periódicas a partir de la primera mitad del siglo XVIII por lo que es realmente raro encontrar documentación anterior a esta fecha. El agresivo clima tropical, los insectos y la destrucción de muchos archivos administrativos y protocolarios durante todo el siglo XX condicionan también a que este material sea realmente escaso y valorado.

 El uso del papel sellado y las habilitaciones del papel sellado en las colonias

Se dispuso su uso principalmente por bienios, pues se hacía difícil la entrega a tiempo por parte de la metrópolis a las colonias por las distancias geográficas y la demora del trayecto en barco.  El sobrante, que no era usado durante el período en vigor se guardaba. Una parte era entregada al ejército para hacer los tacos para los fusiles y la otra se tenía en reserva y se habilitaba si se carecía de papel del año. Así, en caso de demora, no se paralizaba el sistema judicial y se disponía del soporte documental, tan necesario para el funcionamiento de administración de las colonias.

Papel sellado del bienio 1752-53 habilitado en La Habana: “B(alga) PARA LOS AÑOS DE 1758-1759“. Colección del autor.
Papel sellado del bienio 1752-53 habilitado en La Habana: “B(alga) PARA LOS AÑOS DE 1758-1759“. Colección del autor.

En la península el tiempo requerido para la emisión de un nuevo sello con el nombre del monarca o gobernante era significativo. Por lo general, este proceso tomaba varios meses desde que se producía la muerte del monarca y se emitía el nuevo papel sellado. Durante este período de transición, los funcionarios encargados de la fabricación y expedición del papel sellado procuraban el cambio del diseño de los punzones, la tipografía y el nombre del nuevo monarca en conformidad con los requisitos legales y protocolos establecidos. Provisionalmente se habilitaba el papel en vigor con un texto indicativo y se autorizaba a hacerlo a las administraciones más importantes, siempre que se comunicara a la administración.

En las colonias el tema se trataba de forma similar. Se debían esperar las remesas del nuevo papel desde la metrópolis así que desde la comunicación oficial del deceso del monarca reinante y el ascenso de su sucesor se procedía a la habilitación del papel en curso legal con un texto alusivo.

El texto servía como una declaración oficial de la validez del documento y su adaptación al nuevo contexto monárquico. Además, garantizaba que el papel sellado reutilizado cumpliera con los estándares legales y administrativos aplicables, evitando posibles disputas o confusiones en el futuro. La práctica de habilitar el papel sellado sobrante no solo era una solución práctica para abordar la escasez de papel de curso legal, sino que también reflejaba la capacidad de adaptación y flexibilidad de las instituciones gubernamentales frente a situaciones cambiantes inesperadas. Esta estrategia permitía mantener la continuidad en los procesos administrativos y burocráticos, preservando la estabilidad y la legitimidad del sistema legal y gubernamental. Además de sus implicaciones prácticas, la habilitación del papel sellado sobrante también tenía implicaciones simbólicas y políticas. Al incorporar el nombre del nuevo monarca en los documentos oficiales, se reafirmaba su autoridad y legitimidad en el ejercicio del poder. Esta práctica contribuía a la construcción y mantenimiento de la identidad y la cohesión política de la sociedad, fortaleciendo los lazos entre el gobierno y sus ciudadanos.

Papel sellado del reinado de Fernando VI emitido para el bienio de 1752-53 con tres habilitaciones: “Corra por un quartillo” / ”VALE PARA EL AÑO DE 1761” / ”VALGA PARA EL REYNADO DE S. M. EL SR. D. CARLOS TERCERO”. Este es el primer papel en presentar diversas habilitaciones en Cuba. Colección del autor
Papel sellado del reinado de Fernando VI emitido para el bienio de 1752-53 con tres habilitaciones: “Corra por un quartillo” / ”VALE PARA EL AÑO DE 1761” / ”VALGA PARA EL REYNADO DE S. M. EL SR. D. CARLOS TERCERO”. Este es el primer papel en presentar diversas habilitaciones en Cuba. Colección del autor.

Lo interesante de este documento es que es firmado en la parte posterior por el teniente del Rey a falta del Capitán General (Quizás ya preso bajo los ingleses) 6 días después de la capitulación de las tropas españolas antes los ingleses, lo que lleva a demostrar que se siguió haciendo uso de la maquinaria de fiscalización española.

Proveydo el Sr. Don Dionicio Soler Coronel de su Real Excelencia Teniente de Rey de esta Plaza por Su Magestad queda rubrico con asesoria Por ausencia del Señor Gobernador y Capitán General De esta Ciudad de la Havana e Ysla queda en dieciocho de agosto de mil Setesientos sesenta y dos años”
Proveydo el Sr. Don Dionicio Soler Coronel de su Real Excelencia Teniente de Rey de esta Plaza por Su Magestad queda rubrico con asesoria Por ausencia del Señor Gobernador y Capitán General De esta Ciudad de la Havana e Ysla queda en dieciocho de agosto de mil Setesientos sesenta y dos años”.

Ocupación Británica De La Isla De Cuba

La flota británica entrando en La Habana en 1762
La flota británica entrando en La Habana en 1762

En 1762, durante la Guerra de los Siete Años, los británicos capturaron La Habana después de un asedio naval y terrestre. A pesar de la resistencia española y criolla, las fuerzas británicas lograron tomar la ciudad y controlarla durante casi un año. La captura de La Habana fue un golpe devastador para el Imperio español, ya que la ciudad era un importante centro económico y militar en el Caribe. El Tratado de París de 1763 puso fin a la Guerra de los Siete Años y confirmó la cesión de Florida a Gran Bretaña a cambio de la devolución de La Habana a España.

Esto trajo como consecuencias que durante los primeros meses de la ocupación se utilizara papel sellado español habilitado con el sello del Rey George de Inglaterra y una roseta.

Papel sellado español del sello cuarto habilitado para ser usado en Cuba durante la ocupación británica. Colección Sarrias.
Papel sellado español del sello cuarto habilitado para ser usado en Cuba durante la ocupación británica. Colección Sarrias.

También existe el papel sellado impreso durante la ocupación británica sobre papel con filigranas de procedencia española.

1762-1763. Papel timbrado provisional de la estampilla de tercera denominación emitido en La Habana durante la ocupación británica. Colección del Autor
1762-1763. Papel timbrado provisional de la estampilla de tercera denominación emitido en La Habana durante la ocupación británica. Colección del Autor
1762-1763. Papel timbrado provisional de la estampilla de 4ta denominación emitido en La Habana durante la ocupación británica. Colección del Autor.
1762-1763. Papel timbrado provisional de la estampilla de 4ta denominación emitido en La Habana durante la ocupación británica. Colección del Autor.

Luego del período de ocupación en julio de 1763 siguió el uso normal del papel sellado impreso en España o habilitado en Cuba.

 

Sello y Habilitaciones para el Reinado de Fernando VI

Escudo utilizado durante el período de Fernando VI

FERDINANDUS . VI  . D  . G .  HISPANIAR . REX .

 Portó las armas completas de su padre Felipe V. El escudo estaba cuartelado de la siguiente manera:

Primer cuartelado: Castilla y León, con Granada estando en punta.

Segundo cuartelado: Aragón y Aragón-Sicilia.

Tercer cuartelado: Austria y Borgoña Antiguo.

Cuarto cuartelado: Borgoña Moderno o Franco Condado y Brabante, entado en punta con Flandes y Tirol.                    

Sobre todo: Anjou.

Las armas estaban timbradas con una corona abierta, conocida en la actualidad como la corona de Infantes. Además, la Cruz de San Juan estaba acolada en el escudo. (La corona y la cruz como diferencias).

Sello y Habilitaciones para el Reinado de Carlos III

Escudo utilizado durante el período de Carlos III

CAROLUS III  . D  . G .  HISPANIAR . REX .

Rodeando las armas de Felipe V del modo siguiente: a la diestra las correspondientes al Ducado de Parma y en las que se suprime el ombrerillo papal (…) un partido de Portugal, Farnesio, Austria y Borgoña cortado de otro terciado Austria, Borgoña y Farnesio; sobre el todo Portugal. A la siniestra las armas de los Médici y debajo de las armas de Felipe V añade un partido Anjou-Nápoles y Jerusalén.

 

Se encuentran acompañados en algunos casos con texto:

Corra por un quartillo;

VALGA PARA EL REINADO S. M. EL SR. D. CARLOS TERCERO

 

Valga por un  (Valor del sello a Habilitar)

 

Valga por un (Valor del sello a Habilitar)

para los años de (Año o bienios)

 

A manera de resumen

Recomiendo adentrarse en el estudio del papel sellado y descubrir este fascinante mundo del cual aún queda mucho por escribir. Explorar la historia, la técnica y la belleza artística detrás de cada sello ofrece una experiencia enriquecedora que va más allá de la simple colección. Desde los primeros sellos utilizados como prueba de autenticidad hasta las complejas emisiones filatélicas de hoy en día, cada pieza cuenta una historia única y revela aspectos culturales, políticos y sociales del mundo en el que fueron creados. Sumergirse en este apasionante universo no solo amplía nuestros conocimientos, sino que también despierta una profunda apreciación por el arte y la historia en forma de pequeñas obras maestras en papel. Quedando mucho por escribir aun del tema.

 

 Colección del Autor

Yasel Hernández Marin – Papel sellado de colonias españolas usado en Cuba. Reinados de Fernando VI y Carlos III.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 6

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

2 comentarios

  1. Si quiero mostrar todo el papel estampado, sellado, gravado o autorizado de todos los dominios del mundo, entonces tengo que volver a esta tierra tres o más bien cuatro veces más :):)

    Estas son realmente excelentes exhibiciones de papel para sellar y muchas gracias por señalarlas. Desafortunadamente, después de 25 años de investigación sobre el papel para sellar, no puedo plasmarlas en papel de una manera tan claramente estructurada.

    Wolfgang Morscheck
    Bad Säckingen
    Alemania

    1. Estimado Wolfgang Morscheck Bad Säckingen,

      Quiero expresar mi más sincero agradecimiento por sus amables palabras sobre mi artículo, usted es referente en temas de papel sellado y para mi significa mucho y me llenan de satisfacción saber que mi trabajo ha sido apreciado. Su apoyo y retroalimentación son invaluable para mí y me inspiran a seguir mejorando en mi trabajo. ¡Gracias nuevamente por tomarse el tiempo para compartir sus pensamientos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *