Finlay y Clara Louise Maass y la emisión conjunta que pudo ser.

264 Vistas

En el año 1951 se cumplían cincuenta años de la muerte de la enfermera Clara Louise Maass y el descubrimiento del agente transmisor de la fiebre amarilla por Carlos Juan Finlay. Un hecho tan importante en la historia de la medicina latinoamericana y el sacrificio de esta enfermera no podía pasar desapercibido en su cincuenta aniversario. La idea primigenia consistía en realizar una emisión conjunta Cuba y Estados Unidos utilizando el mismo diseño elaborado por Herbert Otto, de Maplewood New Jersey, Director de Arte de la Compañía Telefónica Bell en ese Estado. Realizando solamente los cambios pertinentes respecto a la leyenda (español e inglés) y la tarifa 2 centavos para Cuba y 3 centavos para el sello de Estados Unidos.

El principal promotor en los Estados Unidos estaba el “Lutheran Memorial Hospital Association” en Newark New Jersey, donde estudió Clara L. Maass. Se escribieron más de 2000 artículos periodísticos al respecto, incluso en periódicos tan importantes como el New York Times con fecha del 23 de abril de 1940; donde se ponía una síntesis biográfica de Clara L. Maass explicándose que murió demostrando la teoría de Finlay. De las emisiones de Cuba no existe una emisión que la supere en cuanto a cobertura periodística, siendo tan enorme su promoción como su estrepitoso fracaso.

En carta fechada el 16 de enero de 1951 el Servicio Postal Americano informaba al Ministerio de Comunicaciones de Cuba que se presentaría la propuesta de la emisión conjunta, pero dejaba claro las pobres posibilidades de ser escogida. Refiriendo la existencia de aproximadamente 400 solicitudes pendientes, de las cuales para 1951 solamente se podían escoger alrededor de 12. La emisión conjunta fue rechazada, debiéndose aguardar hasta 1976, para que la filatelia estadounidense le rindiera honores a Clara L. Maass.

 

Existe un diseño para esta emisión que fue rechazado, ante la posibilidad de la emisión conjunta, al respecto no se encontró información.

Es posible que se realizara este diseño pensando en destacar a Clara L. Maass y Finlay en un solo sello y no tener que realizarlo por separado (opción más económica). Al escoger el diseño proveniente de Estados Unidos surgía un problema, no se hacía mención al descubrimiento de Finlay, optándose como solución sobrecargar la hoja filatélica de la emisión de 1940 (Repertorio médico Habanero) de 2 y 5 ctvs. color (rojo y azul), con la leyenda “50 ANIVERSARIO DESCUBRIMIENTO AGENTE TRANSMISOR DE LA FIEBRE AMARILLA POR EL Dr. CARLOS J. FINLAY. HONOR A LOS MÁRTIRES DE LA CIENCIA. (1901-1951)” .

Al parecer la posta cubana tenía deseos de dificultar aún más la situación, realizando una habilitación en negro y en verde, esta última para el correo aéreo. La explicación de esta decisión podría ser la de aumentar las ventas a los coleccionistas. Al usarse poco, para no decir casi nada, en el envío de correspondencia.

El sello y las hojitas filatélicas corresponden a una misma emisión, autorizadas ambas mediante la Orden No 19. Puestas en circulación el mismo día y canceladas con el mismo gomígrafo de primer día de circulación.

El presupuesto realizado por la Casa Impresora P. Fernández S.A para la confección solamente de la estampilla, ascendía a 5 749,60 pesos, los cuales se repartían de la siguiente forma:

  • Por la impresión 4 000 000 de sellos a 1,50 el millar ————- 4 500 pesos.
  • Por un juego de troquel y rodillo y 2 planchas ———————- 1 240 pesos.
  • Por 36 fotografías 4 x 6 de este sello ———————————– 9,60 pesos.

Respecto a las hojas filatélicas en la Orden No. 19 del 7 de agosto de 1951 se especificaba los detalles de la sobrecarga. “…, se sobrecargarán 30 000 hojitas de las de 25 centavos que fueron impresas en el año 1940…””… y cuya sobrecarga con la mención “aéreo”, color verde en 15 000 hojas y en las otras 15 000 en negro para el ordinario, llevará el siguiente letrero, abarcando los cuatro sellos de cada hoja “50 ANIVERSARIO DESCUBRIMIENTO AGENTE TRANSMISOR DE LA FIEBRE AMARILLA POR EL Dr. CARLOS J. FINLAY. HONOR A LOS MÁRTIRES DE LA CIENCIA. (1901-1951)”.

  • Dentado: 10
  • Filigrana: Estrella
  • Casa Impresora: Fernández S.A (sellos y la sobrecarga de las hojas filatélicas)
  • Casa Impresora: American Bank Note Company (hojas filatélicas)

Debido a que no se encontró ninguna solicitud a la American Bank Note Company, para que confeccionara más hojas filatélicas de la emisión de 1940 y existiendo exactamente un sobrante de 30 000 hojitas de esta serie. Es de suponer que estas fueron utilizadas sobrecargándose en la Casa Impresora P. Fernández S. A.

El contrato celebrado con la Casa Impresora aporta una prueba que reafirma lo anteriormente expuesto:

  • Por la sobrecarga impresa de 15 000 hojitas en negro para el servicio ordinario y 15 000 para el correo aéreo, en color verde a razón de 2,25 el millar——————————————————————— 67, 50 pesos.
  • Por la composición de dos clichés para sobrecargar 15 000 hojitas de correo ordinario y 15 000 hojas de correo aéreo———————– 30, 00 pesos.
  • Por la manipulación de desintercalar e intercalar 30 000 hojitas de sus respectivas carátulas con papel parafinado…””…————–50,00 pesos.

Total—————————————- 147, 50 pesos.

 

Con esto se prueba que la única función de la Casa Impresora cubana, consistió en sobrecargar las hojitas. Las cuales venían de Estados Unidos en una carátula de papel parafinado que evitaba que se pegaran entre ellas. Respecto a esta emisión nos hace dudar en el número de hojitas sobrecargadas en cada tipo. Debido a que un proceso como el que se realizó, es propenso a que queden inutilizadas muchas de estas.

Esta emisión tiene el mérito de haber mostrado que el verdadero descubridor del agente transmisor de la fiebre amarilla era el Dr. Carlos Juan Finlay. En primer lugar durante la campaña propagandística para lograr que se aceptara la emisión y posteriormente por el mensaje presente en las hojas filatélicas sobrecargadas que viajaría por el mundo,  rindiendo un justo homenaje al insigne cubano.

 

 

¡Ya has votado!

Un comentario

  1. Interesante articulo y muy bonito el bosquejo del sello propuesto que no se uso.
    Soy el editor del Cuban Philatelist y me gustaria publicar su articulo en una de nuestras próximas ediciones. Déjeme saber si nos concede su permiso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *