Diana de Gales, el ministro Colás y el congreso filatelico ….

286 Vistas

Se cumplen hoy 25 años de la muerte de Diana de Gales. Inmensamente influyente para el mundo e insignificante para los cubanos de la isla, que apenas nos enteramos de su labor social o de su vida mediática, hasta su prematura y misteriosa muerte. Muchos son los homenajes que se le han dedicado y justamente se le dedicaran con los años, pero hoy la entrada no va de sumar otro de los múltiples homenajes que se le darán hoy. Hagamos un poco de historia.

Corrían los primeros días de diciembre del año 1999 y la Federación Filatélica Cubana celebraba su 12º Congreso Nacional. Este evento fue histórico por múltiples motivos pues inició el viraje radical de la filatelia cubana del siglo XIX al siglo XXI. Contamos con la presencia del ministro de comunicaciones, general Colás, que lejos de tener la beligerante actitud de muchos de sus predecesores colaboraba abiertamente con la filatelia cubana y la apoyaba.

En actitud distendida y campechana, típica, comentó sobre las peripecias de la emisión de la hojita especial por la muerte de Diana de Gales. Se habían hecho todas las coordinaciones necesarias con la embajada británica en La Habana, que ofreció las imágenes (no se si de forma obligatoria o voluntaria) para la emisión. Una vez impresa y distribuida recibió la “llamada”. La pongo entre “comillas” pues nada bueno era de esperar de ellas en Cuba. Fue parco, discreto en este aspecto, como es de esperar de un funcionario, pero dejó claro que su merecido homenaje, unido a un ventajoso trato comercial o ambas no había sido bien “acogido” y muchas personas se cuestionaban su lealtad ideológica. En pocas palabras y muy a lo cubano “le rasparon la pintura” y gracias a su buen trabajo no fue sustituido. Nada comentó sobre si existieron tentativas de retirar la emisión, pero creo que, empeñada ya la palabra, y el contrato de distribución, se consideró sabiamente que era peor retirarla que dejarla pasar.

No existieron más homenajes filatélicos a figuras mundiales que no fueran claramente de pensamiento izquierdista.

¡Ya has votado!

Un comentario

  1. Es lamentable pienso que la
    filatelia es una actividad noble y decente que no se debe inmiscuir con ideales, ni pensamientos políticos, es un arte que debemos abrazar, pues nos culte y nos llena de placer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.