Entrégame rápido, que tengo prisa…

339 Vistas

“Para gustos se hicieron los colores”, cita un proverbio popular y en el ámbito filatélico
podríamos decir: para gustos se hicieron los sellos. Las múltiples formas y colores abren un
abanico de posibilidades dispuesto a complacer a los gustos más exigentes. En esta ocasión
haré referencia a un sello que puede pasar inadvertido al ojo inexperto, pero no debemos
dejarnos engañar por su apariencia, pues es un sello con una gran historia que contar.

Desde 1909, el director General de Comunicaciones expresaba su deseo de cambiar el diseño
de los sellos que circulaban desde 1899-1900, haciendo referencia a la series de las alegorías
cubanas que sufrieron ligeras variaciones en la reimpresión de 1905. Estos sellos debían
representar los bustos de patriotas que más se habían distinguido en la lucha por la
independencia de Cuba, con la aclaración de que ya hubiesen fallecido.

Con el objetivo de confeccionar esta emisión, el Director de Correos envía una carta fechada
el 14 de mayo de 1909 al Presidente de la American Bank Note Company en New York, en
la cual le expresa que, con la mayor brevedad, comenzara la confección de los diseños en los
dados y troqueles que eran necesarios para esta emisión. Junto con esta carta se envió
además las fotografías de los patriotas que debían aparecer en los sellos de la forma
siguiente:

  • Sello de 1 centavo—————————————– -Bartolomé Masó
  • Sello de 2 centavos—————————————– Máximo Gómez
  • Sello de 3 centavos—————————————– Julio Sanguily
  • Sello de 5 centavos—————————————– Ignacio Agramonte
  • Sello de 8 centavos—————————————– Calixto García
  • Sello de 10 centavos————————————— José María Rodríguez
  • Sello de 10 centavos- (entrega especial)—————–Juan Bruno Zayas
  • Sello de 1,00 peso ——————————————Carlos Roloff

De esta serie solo haré referencia al sello de entrega especial, el cual mantendría las mismas
dimensiones que el sello de igual nomenclatura de 1899-1900 (imagen 1), confeccionado por
la citada Casa Impresora. De este último, el nuevo diseño conservaría la imagen exactamente
igual de un mensajero en bicicleta, agregándose el busto de Juan Bruno Zayas. (Imagen 2)

En carta dirigida al Presidente de la American Bank Note Company en New York, el 29 de
junio de 1909, el Director de Correo le hacía saber su inconformidad con las muestras
entregadas. Respecto al sello de entrega especial, solamente realiza un señalamiento en
relación con las dimensiones del sello, las cuales no estaban acorde a lo solicitado. En esta
carta además, le daba a conocer a la casa impresora los colores escogidos para cada uno de
los sellos (para los marcos), pero todavía no se había decidido por el color del busto de cada
patriota en espera de que estuviesen confeccionados los grabados, debiéndole mandar
muestras de varios colores que combinasen con el marco, para elegir el mejor. También se
especifica que dichos sellos debían estar confeccionados con papel especial que llevase
marca de agua R. C. (República de Cuba). Esto último no se cumplió, y la emisión en general
carece de filigrana.

Con respecto a la cantidad de sellos confeccionados hay discrepancias en la bibliografía
consultada. El catálogo EDIFIL (2007), elaborado en España, señala como 200 000 el
número total de sellos confeccionados, no coincidiendo con la carta enviada al Presidente de
la Casa Impresora por el Director General de Correo, con fecha 27 de Agosto de 1909, en la
cual detalla la cantidad de sellos a confeccionar de cada valor. Con respecto al sello de
entrega especial, solicitó una tirada de 500 000 sellos, muy superior a lo reflejado por el
catálogo EDIFIL. Otros catálogos como el Guerra Aguiar, de Cuba (1969) y el Scott, de
Estados Unidos (2009), no hacen mención a la cifra de la tirada.


De este sello existen errores de impresión, pues una cantidad no determinada salió con el
centro invertido. Esto se debe a que el mismo sello debe pasar dos veces por la máquina de
impresión, la primera para imprimir el marco y la segunda para elaborar el centro, y este
segundo paso fue el que produjo el error al introducirse la hoja al revés. Existen otros errores
como el centro desplazado, que ocurre cuando se introduce la hoja no centrada dentro de la
máquina, adquiriendo un elevado valor, pero no como el error del centro invertido.
La correspondencia cursada con estos sellos se situaba siempre en la parte superior del bulto
de cartas que el cartero debía distribuir, de tal manera que las primeras cartas repartidas eran
siempre las de entrega inmediata. Los carteros, para aumentar su movilidad, poseían una
bicicleta, medio de transporte reflejado en el diseño del sello, lo que ha resultado en
beneficio de la filatelia temática.

¡Ya has votado!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *