La emisión de la inauguración del edificio del club filatelico de 1957 …. cuando se quiere, se puede.

82 Vistas

Por Graciel Leiva Alvarez de la Campa

En 1956 los filatelistas de Cuba podían presumir que ya tenían un nuevo edificio, sede del Club Filatélico de la República de Cuba. Para celebrar dicho acontecimiento, decidieron solicitar la emisión de un sello postal. La idea fue acogida con beneplácito por las autoridades correspondientes, pero la proximidad de la fecha impedía que se pudiese realizar. Según el decreto Número 1686 del año 1956 se hacía mención a este problema. ¨Habida cuenta que las planchas troqueles y rodillos para hacer las emisiones de sellos de Correos, se confecciona en Estados Unidos, y en vista a la proximidad de la fecha anteriormente aludida resulta de todo punto imposible poder imprimir la emisión de sellos solicitada¨. Para dar solución a este problema, se decidió sobrecargar el valor de veinticuatro centavos de la serie permanente de aves, puestas en circulación ese mismo año, con motivo del cambio de tarifa autorizada por el Decreto Ley número 1589 del año 1954. En varias ocasiones las planchas de esta emisión se sobrecargaron para destacar diversos eventos, se otorgaron nuevos valores faciales y se realizaron reimpresiones utilizando otro color.

Para tomar la decisión de sobrecargar este sello, en primer lugar se consideró el corto
periodo de tiempo del que se disponía, siendo esta la única opción viable. Además, no se
puede dejar pasar por alto que la idea de sobrecargar el sello reducía ostensiblemente los
costos, al no tener que confeccionar planchas, troqueles, rodillos ni diseño y tampoco se
incurría en gastos de envío desde los Estados Unidos. Los costos de esta emisión ascendieron
solamente a $ 416.75, siendo una de las más económicas de la filatelia cubana.

Costos de la emisión:
* Por la impresión de 250 000 sellos a 1,05 pesos el millar. —————- 262,50 pesos.
* Por la sobreimpresión de los 250 000 sellos a 2,25 pesos ——————- 56,25 pesos.
* Por el dibujo de la sobrecarga. —————————————————25,00 pesos.
* Por las planchas fotograbadas para la sobrecarga. —————————-75,00 pesos.
* Total. —————————————————————————— 416,75 pesos.


Esta emisión se mantuvo para el servicio aéreo, siendo habilitada para 8 centavos de valor
facial, cambiándose su color de carmín a naranja.


A pesar del poco tiempo disponible los filatelistas cubanos pudieron dejar reflejada en la
filatelia cubana un suceso tan importante como la inauguración del nuevo edificio del Club
Filatélico de la República de Cuba. También se confeccionó en la Casa Impresora P.
Fernández S.A la publicidad alusiva a este sello, sin carácter oficial, siendo sufragados estos
gastos por el Club Filatélico.


Al año siguiente, los filatelistas lograron una emisión compuesta de dos sellos,
conmemorativa al Día del Sello y Primera Exposición de Filatelia Nacional. El Decreto
Presidencial que con fecha 16 de abril de 1957, autorizó esta emisión, se puede considerar
muy ventajoso, ya que de la recaudación que se obtuviera, después de saldar las deudas con
la Casa Impresora y descontar el 25% correspondiente al Retiro de Comunicaciones, se
ingresaría un 25% de lo que quedase de ganancia a la Tesorería General de la República, en
una cuenta especial bajo el epígrafe ¨Patronato del Club Filatélico¨ para cubrir el costo de la
edición y publicación de la Historia Postal y Estudios de los sellos de Cuba.


En esta emisión los filatelistas lograron que en el diseño del sello de doce centavos se
incluyera la reproducción de la fachada del Club Filatélico, inaugurado el año anterior. Se
utilizaron en esta ocasión los colores sepia, naranja y verde; como variedad de impresión se
describe una rajadura en la fachada del edificio. El costo total de la emisión fue de $
8,851.70, muy superior al sello sobrecargado en 1956.

¡Ya has votado!

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *