EL ERROR DE LA OSPAAAL DEL 2005-2006

484 Vistas
Sello tipo sin errores
Sello tipo sin errores

En Cuba todo puede pasar, postalmente hablando, y entre los numerosos errores, horrores y gazapos de los últimos años se encuentra el del sello de la OSPAAAL.

La OSPAAAL, esto es, la Organización de Solidaridad de los Pueblos de África, Asia y América Latina fue una organización internacional fundada en la Primera Conferencia Tricontinental el 12 de enero de 1966 en La Habana, la cual fue disuelta en 2019.

Como en los primeros días del 2006 se celebraría el 40 aniversario de esta organización, las autoridades postales cubanas aprobaron la emisión de un sello con el logo de la primera Conferencia, celebrada en La Habana.

Error del año "2005"
Error del año “2005”

 

Pero… se desconoce si por error accidental del diseñador (que a estas alturas se desconoce) o porque a este se lo comunicaran mal, fue colocado “2005” en vez del año correcto “2006”. Sobre este error se conoce pues al realizarse  la tirada, alguien reparó en el error,  ante lo cual se procedió a la destrucción de los pliegos. No obstante, alguna hoja con el año erróneo se salvó, quedando como evidencia filatélica de esta “metedura de pata”.

A partir de esta situación se procedió a la rectificación del diseño y hacer una segunda impresión con el año correcto. Es de suponer que esta nueva impresión, ya atrasada respecto a la fecha que se tenía prevista para su emisión, fuera revisada por varias personas, dado el error anterior. Según se sabe, muy contentos con haber subsanado el error y ya perforados los pliegos… se dieron cuenta que había otro error!!!

Corregido "2006" con error en "ANSIA" x "ANSIAS"
Corregido “2006” con error en “ANSIA” x “ANSIAS”

Al diseño original le habían corregido el año pero, al mismo tiempo, se modificó el texto omitiendo la segunda “S” de “ANSIAS” por lo cual la frase incorporada al diseño resultó un error léxico: “ESTA HUMANIDAD TIENE ANSIA DE JUSTICIA”. Parecería una broma de mal gusto. Ante esta situación, se mandó nuevamente a destruir la tirada, escapando igualmente algún pliego del que ha quedado algún bloque.

Es de imaginar que, ya más que molestos, se realizara la tercera y definitiva tirada, de la cual – afortunadamente- no se conocen errores. El control de calidad lógicamente falló y lejos de considerarse una emisión errónea “ex professo”, esta puede considerarse una evidencia del resultado cuando priman ineficiencia y la falta de control.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 8

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *