¡A correr que llega Lindbergh!

170 Vistas

Charles Augustus Lindbergh constituye la personificación del espíritu aventurero de las primeras décadas del siglo XX. Nacido en Michigan el 4 de febrero de 1902 fue un aviador e ingeniero estadounidense pionero en las rutas aéreas. Fue el primer piloto en cruzar el Océano Atlántico en un vuelo sin escalas en solitario. Enlazando Nueva York y París a más de 5.800 km de distancia, ganando con ello el premio Orteig, de 25.000 dólares. La importancia de aquel primer vuelo trasatlántico directo quedó resaltada por los fracasos anteriores de otros famosos aviadores mejor equipados.

Posteriormente, Lindbergh realizó el primer viaje sin escalas entre Washington y México (1927) y exploró las rutas aéreas hacia Asia por el Pacífico (1931-33). En los años treinta se convirtió en directivo de la compañía aérea Panamerican World Airways y participó en las investigaciones científicas del premio Nobel de Medicina Alexis Carrel, utilizando sus conocimientos de ingeniería para fabricar un corazón artificial.

Debido a la inminente visita del aviador a Cuba, fijada para enero de 1928, no había tiempo suficiente para realizar un sello como lo hizo Panamá. Prueba de ello es el Decreto No. 72 firmada por el Presidente de la República  Gerardo Machado en la tardía fecha del 21 de enero de 1928. Debido al poco tiempo que se disponía se optó por sobrecargar el sello de correo aéreo (primero en su tipo en la filatelia cubana) de 1927 cambiando además el color de azul a rojo. En dicho decreto se especificaba que los sellos tendrían validez solamente para franquear la correspondencia que cursara por la vía aérea desde La Habana a Key West.

Es interesante señalar que en la mayoría de la documentación revisada estaba señalado el mes de enero para la sobrecarga. Presumiblemente porque inicialmente se pensó que Lindbergh arribaría a nuestro país en ese mes. Incluso el propio Decreto firmado por el Presidente aparece modificado el mes. Es posible que debido al poco tiempo que se tenía, no se pudo redactar un nuevo decreto que debía ser firmado, tomándose la decisión de modificar el original.

Desde inicios de enero se estaban haciendo las gestiones con la Casa Impresora para sobrecargar los sellos, prueba de ello es la carta enviada el 11 de enero de 1928 a los propietarios de la misma:

“… proceder inmediatamente a la reimpresión en color rojo y con la sobrecarga en negro: Lindbergh enero 1928(corregido en la misiva con bolígrafo señalándose el mes de febrero)…”

“… no está decidido si el mes será enero o febrero, por lo cual debe esperar instrucciones…”

En esta carta además se remite el muestrario de la Casa Impresora con el tipo de letra escogida para la sobrecarga y se da el autorizo para que empiece la impresión de los sellos sin la sobrecarga, la cual será impuesta cuando se precise la fecha de arribo de Lindbergh.

Los periódicos más importantes de la época, en vez de informar hacían todo lo contrario, por un lado el periódico “El Mundo” de fecha 12 de enero de 1928 ponía el siguiente titular  “No llegará a la Habana antes de la inauguración de la Sexta Conferencia” y por otro lado el “Diario de la Marina” en igual fecha del anterior exponía, “El aviador Lindbergh anuncia que llegará a la Habana el día de la apertura de la Conferencia Pan Americana, según anticipó exclusivamente…”.

Con respecto a esta situación, hubiese sido preferible no precisar el mes, ya que ni el mismo Lindbergh debido a los honores que se le tributaban en los países que visitaba, estaba seguro de su fecha de arribo a La Habana. Por fortuna todo quedó bien, pero hubiese sido un gran problema si se hubiese sobrecargado con el mes de enero. Es posible que valoraran que los sellos ya estaban confeccionados desde el 13 de enero de 1928 y al ver que culminaba el mes de enero se dieran a la tarea de sobrecargarlo, procedimiento mucho más sencillo que confeccionar una nueva estampilla lo cual requería más tiempo.

El diario “El Mundo” con fecha 23 de enero de 1928 hacía referencia de la próxima llegada día 8 de febrero de 1928 de Lindbergh a Cuba, lo cual contrastaba con lo expresado por el “Diario La Marina” del mismo día, que reportaba que el aviador había anunciado su llegada para el día 7 de febrero. Al final la razón la tuvo el diario “El Mundo” ya que Lindbergh arribo a nuestro país el día 8 de febrero.

Las características de dicha emisión son las siguientes: Sello de 5 ctvs. color (carmín rosa).Tirada 500 000. Ostentando en su diseño un hidroavión sobrevolando La Habana y la sobrecarga en negro (Lindbergh  febrero 1928), dentado 12, filigrana estrella, casa impresora “La Moderna Poesía”. Puesto en circulación el 8 de febrero de 1928 día de su llegada a la Habana, según la Orden No. 5 de la Secretaría de Comunicaciones, de fecha 24 de enero de 1928.

   

Graciel Leiva

 

¡Ya has votado!

3 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *