Falsificaciones y manipulaciones. El fragmento de correo oficial a Cuba. Cuando el fraude es una opción en una exposición

437 Vistas

Ayer casualmente se publicó en nuestro grupo el enlace de la expo virtual nacional realizada en Canada. Fiel seguidor de material cubano no dude mucho en revisar una colección sobre temas cubanos llamada “Official Service stamps used in Cuba (1868-1958)”.

 

http://www.canpex.ca/exhibit061/Page008.php

Mi sorpresa fue mayúscula cuando identifique una pieza que perteneció a una colección que tuve y fue expuesta como “Correo Oficial por peso entre Cuba, Puerto Rico y España” hace muchos años. La pieza en cuestión debido a su poca prestancia y presentación no fue expuesta . Fue vendida años después a un coleccionista cuyo nombre no viene al caso.

Lo interesante viene después cuando veo la pieza. Ahora “¿le había nacido un sello?  “. ¿Cómo es posible?. Les muestro la imagen de la pieza que conservo y que pueden ver que carece del sello de media onza e incluso de un buen pedazo que le ha sido añadido. La descripción, que conservo, decía:  “Tengo un fragmento, que estuvo en una colección que monte hace  12 años, con una libra, cuatro onzas y una onza de Madrid a La Habana, es la única pieza tricolor que se conoce de este tipo a Cuba y de la libra solo se conoce otro sobre. es un fragmento irregular por lo que sería necesario adicionarle la parte de papel que les falta a ambos lados para “cuadrarlo”, es un procedimientos sencillo con papel de época y goma seca que no lleva mucho trabajo”.

Pueden ver en la segunda imagen como se ha remarcado en rojo todo lo añadido, incluyendo un sello de media onza cuya adición ha sido posterior. En la imagen detallada del sello muestra no solo que se ha añadido posteriormente sino que se ha empatado con un fragmento de otro sello que no existía y que la marca postal, una parrilla numerada de Madrid, no aparece por ningún lugar.

El sello adicionado no coincide siquiera en el corte, quedando realmente “raro” el montaje sin contar con la oxidación incompatible del sello entre las dos partes, la adicionada y la original.

El coleccionista la describe como “única pieza con la serie completa” y evidentemente es un fraude soberano al que no se debe recurrir en ningún caso para mostrar en una exposición. Las buenas medallas son difíciles de obtener en una expo pero de fácil olvido, un evento de este tipo permanece desgraciadamente en la memoria de todos.

Las exposiciones nacionales, con cientos de marcos, siempre cuentan con una rápida pasada de los jurados cuando no conocen del tema, como puede ser una colección de Cuba en Canadá. Las expos virtuales suelen ser un arma de doble filo pues pueden visualizarse en todo el mundo y puede, como en este caso, descubrirse una manipulación que invalida una pieza, fea pero interesante.

 

 

¡Ya has votado!

Un comentario

  1. Estas manipulaciones dejan mucho que desear, además de que denota el poco conocimiento de quien la hace, si no cuenta con piezas que no estén a tu alcance económico utiliza solo las que tienes , los coleccionista sabemos apreciar el esfuerzo, la dedicación y los conocimientos con pequeñas piezas, en una exposición no sólo se valora el material detrás de cada colección hay un trabajo de ilusión y hobby

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *