A más de 260 años de la ocupación Britanica de La Habana una de las más bellas medallas cubanas.

1.858 Vistas

En días pasados se cumplieron 261 años de la rendición de La Habana a las fuerzas expedicionarias británicas comandadas por Lord Abemarle. Su trascendencia en la historia de Cuba ha sido minimizada durante años contándose como un evento de escasa importancia o trascendencia. La realidad es que no es así, con la ocupación los ingleses, con claras intenciones de retener la isla y hacerle a los españoles un “lo tomo y me lo quedo”, dinamizaron el comercio antillano, lastrado por el monopolio de los renglones más importantes como eran el azúcar y el tabaco así como la libertad de prensa y la introducción por primera vez de l a masonería en la isla con el funcionamiento de una logia militar en un convento habanero.

El desarrollo de las hostilidades, la heroica defensa del Castillo del Morro por D. Luis de Velazco, su muerte y posterior rendición del gobernador militar (que algunos tildaron de cobarde) quedan ya en el pasado lejano y apenas es conocido por los cubanos. Solo en la educación primaria se destaca la figura de Pepe Antonio como primer guerrillero, que lidero una milicia armada de machetes, que opuso una tenaz resistencia a las tropas de ocupación y pagó con su vida el empeño.

En este caso tocaremos la arista numismática del evento pues la actuación de D. Luis de Velazco y Vicente González inmortalizados en una bella y codiciada medalla, la segunda con tema “Cuba”, es grabada por Tomas Prieto y acuñada por la Real Academia de Artes de Madrid. Se conoce acuñada en plata y bronce.

Datos técnicos:

Fecha de acuñación: 1763

Medidas: 49,5 mm

Grabador: Tomás Prieto.

Peso: Bronce: 55,48gr

Plata: 66,8 gr

Descripcion: Medalla de la “Captura del Castillo del Morro” de Don Luis de Velasco y Vincenzo Gonzales ND (1763) Betts-443, Medina-12, Eimer-704. Grabada por Tomás Prieto. Emitida por la Real Academia de las Artes. Se acuñó para conmemorar la batalla de 1762 durante la cual el Castillo del Morro, un fuerte español en La Habana, fue capturado por una flota británica compuesta por 200 barcos y aproximadamente 14.000 hombres. La escena del reverso, que representa la escena del 30 de julio de 1762, es especialmente expresiva, ya que el grabado de la explosión dentro de los muros del fuerte muestra en realidad a soldados siendo lanzados por el aire.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 6

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Un comentario

  1. realmente muy interesante el artículo, y aún como desde lo lejos se cuenta y reconoce la historia que no llega de parte de los de dentro, muy bellas las monedas y mucha ilusión tenerlas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *