El pueblo de Regla celebra el 335 aniversario de la fundación. Un acercamiento a su historia postal colonial

319 Vistas
Vista de los almacenes de Regla

En días pasados mi pueblo de Regla celebró su 335 aniversario de su fundación. Aunque no existe un hecho jurídicamente demostrado de este hecho se toma la cesión de tierras del Ayuntamiento de La Habana a Manuel Antonio “El Peregrino”, fechada el 3 de marzo de 1687 como acto de fundación ya que alrededor de esta cesión de tierras para la construcción de una iglesia “de la Regla de San Agustín” se nucleó lo que conocemos hoy como Regla.

Una de las tendencias de la última década en la historia postal mundial es el regreso a historia postal local. Se crean colecciones especializadas que estudian el desarrollo del correo y las marcas postales de pequeñas poblaciones de una provincia o región determinada. En España es muy normal encontrarlas y en Asia es tendencia desde hace años. Suele animar a los coleccionistas dedicar su tiempo y empeño al estudio de su ciudad de nacimiento y en este caso mi pequeño homenaje a mi querido pueblo de Regla.

Aunque estamos en el mismo corazón de La Habana, del otro lado de la bahía, nunca nos hemos dejado de identificar como un pueblo, reivindicando una independencia sociológica asentada a lo largo de los años.  Pueblo de marineros, contrabandista y asentamiento de un mercado de esclavos no tuvo estafeta postal hasta 1825.  La línea del correo general atravesaba la bahía en muchos casos, en otra la rodeaba, para iniciar su travesía en Guanabacoa hacia la región oriental. Su primera marca postal reconocida es una marca lineal “REGLA” estampada en tinta de escribir y de la cual se conoce 4 cartas, una de ellas franca de porte, entre 1838 y 1842.

La reforma postal de Baeza legó a la historia postal reglana un fechador del cual se conoce estampado en rojo y azul escasas cartas. Influye notablemente el índice de analfabetismo en sus habitantes, dedicados mayormente a la mar. Las empresas de importancia que se fueron asentando sobre la segunda mitad del siglo XIX despachaban su correspondencia directamente por la estafeta de La Habana por lo que no es posible encontrar evidencias postales hasta el reinado de Alfonso XII.

¡Ya has votado!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.